ASÍ COMO PIENSA, ASÍ SE SENTIRÁ Y ASÍ ACTUARÁ

Daniela se queja de que ella se sentía abatida y perturbada la mayor parte del tiempo. «Yo no tengo control sobre la forma en que me siento»,decía ella. Cuando aprendió que sus pensamientos eran en gran medida responsables de sus sentimientos, fue capaz de ganar un mayor control sobre sus emociones perturbadores. Ella encontró que, con un poco de esfuerzo y práctica, era posible controlar y alterar muchos de sus pensamientos negativos.

Han escuchado el dicho «la mente por encima de la materia». En tanto es dudoso que la mente humana pueda controlar los objetivos con solo el poder mental, lo que si resulta claro es que los pensamiento y las percepciones pueden influir dramáticamente en los estado de ánimos, los sentimientos, la emociones y la forma de actuar. Es importante saber que nos son los eventos que ocasionan nuestras emociones, más bien es como pensamos respecto a los eventos lo que determina nuestros sentimientos.

Este concepto tiene al menos dos mil años de antigüedad y con frecuencia es atribuido al filósofo Epicteto, quien decía «el hombre (y la mujer) se siente perturbado no por las cosas, sino por la percepción que tiene acerca de ellas». muchas centurias después, William Shakespeare parafraseó este pensamiento en Hamlet cuando escribió: «Nada es bueno o malo, el pensamiento lo torna así«.

El hecho es que nosotros tenemos un tremendo control sobre nuestra emociones, el simple hecho de reconocer que el pensamiento influye en las emociones y forma de actuar, ya es un paso muy importante en el camino a una vida saludable.

 

Loading...