MIS PENSAMIENTOS SON LOS QUE ME LLEVAN A SENTIR EMOCIONES DISTINTAS

Cuando experimentamos un estado de ánimo, hay un pensamiento conectado el cual te ayuda a definir este estado de ánimo. Por ejemplo, imagínate que vas a una reunión y te presentan a Alondra. Durante la conversación Alondra no te mira, es más mira por encima de tus hombros hacia el otro lado de la sala. A continuación hay 3 pensamientos que podrías tener en esa situación. ¿Qué emoción crees que sentiría de pensar de cada una de estas formas?

  1. Si Piensas: “Alondra es un malcriada. El que no me mire es una señal de falta de respeto.”

       ¿Cómo te sentirías?

Fastidiado   Triste     Nervioso    Comprensivo

  1. Si Piensas: “No le parezco simpático a Alondra. En realidad creo que lo que pasa es que aburro a todo el mundo.”

       ¿Cómo te sentirías?

Fastidiado    Triste     Nervioso    Comprensivo

  1. Si Piensas: “Alondra parece ser bastante tímida. Seguro está demasiada incómoda como para mirarme, seguro le pasa con varias personas, pobre….”

        ¿Cómo te sentirías?                                                                               

Fastidiado    Triste     Nervioso     Comprensivo

Como ves, las diferentes interpretaciones o pensamientos de un mismo hecho pueden llevarnos a sentir diferentes emociones o estados de ánimo ante una misma situación. Por ejemplo, una persona que ha perdido su trabajo podría pensar: “Soy un fracaso” y sentirse deprimido. Otra persona podría pensar “No tienen derecho a despedirme” y sentirse muy molesta. Una tercera persona podría incluso pensar: “No me gusta que me hallan despedido, pero con el tiempo puede encontrar un nuevo trabajo” y sentir una mezcla entre pena y preocupación. La forma como pensamos, sentimos y actuamos depende de nosotros.

Loading...