EL DESARROLLO DE LOS BEBÉS CON SÍNDROME DE DOWN

                           

Los bebés con síndrome de Down se desarrollan muy similar a los demás niños, pero lo hacen lentamente y con algunas diferencias, por lo que padres tienen que estar muy al pendiente de ellos para ayudar en su proceso de maduración y adquisición de habilidades sociales básicas. Por otro lado, el desarrollo se comprende básicamente en cinco áreas principales: desarrollo social/emocional, comunicación, desarrollo motor, desarrollo cognitivo y la autoayuda.

Por lo general los bebes con síndrome de Down son muy sociables porque pasan más tiempo mirando la cara de las personas, son muy sonrientes, tienen facilidad para aprender expresiones faciales, tono de voz, posturas corporales y conforme van creciendo siguen estando interesados tanto en los adultos como en los otros niños, generando mayor capacidad para relacionarse con los demás.

Asimismo, tienen dificultad para hablar, pero logran comprender expresiones no verbales y cuando son adultos suelen utilizar un lenguaje “telegráfico” por ejemplo “yo ir escuela”, porque no dominan las frases completas.

También tienen dificultad para mantenerse de pie, dar pequeños pasos debido a que no tienen muy bien equilibrio, así como también sus movimientos son un poco torpes por el simplemente hecho de que no hay un adecuado control de su cuerpo. Además, tienen dificultades para recordar acontecimientos pasados, pero le es fácil aprender con imágenes permitiendo una mejor comprensión de lo que acontecen.

Por otro lado, es importante que los padres dejen que sus niños se alimenten por si solo y traten en lo posible de no ayudarle porque de esa manera le estaremos enseñando a ser independiente y autónomo, aunque hay que recordar que lo van a realizar de forma lenta, pero con la práctica lo van a lograr.

Hay que tener en cuenta que no todos los niños con síndrome de Down son iguales, esto va a depender básicamente de la personalidad, el temperamento, el amor, la atención y el cuidado que brinda la familia para que sus hijos poco a poco puedan alcanzar su propio potencial.

En conclusión, la familia juega un rol muy importante en el avance y desenvolvimiento de los bebes con síndrome de Down ya que van a estar estimulándolos constantemente en las áreas que tienen alguna dificultad y así puedan aprender y desarrollarse adecuadamente.

Por ende, es esencial aprovechar cada momento para compartir momentos agradables con él bebe, pueden hacerle un masaje cuando se despierte, durante el baño realizar algunos ejercicios que fortalezca su musculatura, jugar a hacerle muecas o cosquillas para estimular su capacidad emocional y sensorial, leerle un cuento a la hora de dormir, etc.

 

                                          Psi. Grecia Flores Chocano

 

 

 

 

REFERENCIAS

Arcos, D. (2015). Estimulación sensorial a niños con Síndrome de Down para desarrollar y mejorar su comunicación. [Tesis para obtener el título de licenciada en educación, Universidad Católica del Ecuador]. https://www.academia.edu/27135580/PONTIFICIA_UNIVERSIDAD_CAT%C3%93LICA_DEL_ECUADOR_FACULTAD_DE_CIENCIAS_DE_LA_EDUCACI%C3%93N_DOCENCIA_PARVULARIA_DISERTACI%C3%93N_PREVIA_A_LA_OBTENCI%C3%93N_DEL_T%C3%8DTULO_DE?auto=download

Robles Bello, M. (2011). Atención temprana a niños con Síndrome de Down de 0-6 meses y a sus padres: Guía de apoyo. Asociación Síndrome de Down Jaén. https://sid.usal.es/idocs/F8/FDO27201/robles_basso_cano.pdf