UNA COMUNICACIÓN INCLUSIVA

Cuando se trata de mejorar la accesibilidad de personas con discapacidad auditiva, cualquier gesto o palabra amable son fundamentales. Asimismo ponerse en la piel del otro no siempre es fácil. Por ello, si tu salud auditiva está en buen estado, probablemente sean pocas las ocasiones en las que sepas detectar qué situaciones son más complicadas para las personas sordas.

Existe la figura del intérprete de lengua de signos, que es la persona que puede intermediar en su comunicación con una persona sorda usuaria de la lengua de signos. Sin embargo existen varios medios de comunicación para ponerse en contacto con una persona sorda: correo electrónico, mensajes de texto del teléfono móvil, fax, carta, servicio de video-interpretación.

Ahora bien mediante este artículo te brindaré algunas estrategias para llevar una comunicación cordialidad con una persona sorda:

Antes de la conversación:

  • Se debe llamar su atención tocándole en el brazo, hombro, muslo (si ambas personas están sentadas).
  • Nunca se debe tocar a una persona sorda en la espalda ni en la cabeza.
  • Si el contacto no es posible porque hay bastante distancia, se puede llamar su atención de otras formas: moviendo el brazo dentro del campo visual de la persona sorda, golpeando fuerte el suelo o suave la mesa para que note las vibraciones y /o apagando las luces.

Durante  la conversación:

  • La persona sorda debe estar en una situación estratégica desde la que tenga una perspectiva visual general del lugar en el que se encuentra, así como que éste sea luminoso, para que pueda ver bien.
  • Es importante que exista contacto visual con la persona sorda.
  • No se debe circular ni pararse en sitios donde se interrumpa el contacto visual entre personas.
  • No hay que hablar ni muy deprisa ni muy despacio, se ha de vocalizar de forma clara sin exagerar, y hay que utilizar frases cortas o sencillas para la total comprensión de lo que se está diciendo.
  • Se ha de hablar sin obstaculizar la boca para que la persona sorda pueda leer los labios.
  • La expresión facial es un elemento de gran ayuda, así como los componentes que completan el discurso verbal: mimo, gestos, escritura, etc. En caso de que la persona sorda no entienda, hay que repetir lo dicho pero con otras palabras.
  • Se debe respetar la atención dividida de la persona sorda si se quiere que siga una explicación al completo. No hay que dar información a la vez que se señala algún estímulo visual, como un texto, una imagen o un objeto; hay que esperar a que la persona sorda lo haya acabado de mirar para continuar con la explicación.
  • Si son varias las personas que van a intervenir en la conversación, lo adecuado es colocarse en círculo ya que ello facilita la buena visibilidad.
  • Intenta no gritar. Aunque no lo creas, así puedes conseguir un efecto contraproducente y es que, cuando gritamos, nuestro rostro se crispa y nuestro interlocutor puede entendernos mal.
  • Por último, si utilizas un intérprete de lengua de signos, dirígete siempre a la persona con discapacidad y no al intermediario para no desviar la atención de la persona receptora.

Recordemos que las personas sordas merecen todo el respeto como cada uno de nosotros ya que son seres que perciben el mundo exterior de diferente perspectiva.

Referencias:

Audifon (9 de Setiembre del 2019).Pautas para tratar a las personas sordas. https://audifon.es/pautas-para-tratar-a-las-personas-sordas/

Diario de Sevilla (23 de Setiembre del 2019). Cómo comunicarse con una persona sorda. https://www.diariodesevilla.es/sociedad/comunicarse-persona-sorda_0_1394260785.html

SÍGNAME (26 de Junio del 2017). Cómo comunicarse con una persona sorda. https://signame.es/como-comunicarse-con-una-persona-sorda/